Top

VERO LUNA

Una especialista en el tema nos da detalles de lo que hay que tener en cuenta a la hora de seleccionar los tonos para un make up sorprendente.

Existen colores que favorecen o no, según el tono de piel de cada uno. Y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora del make up. La colorimetría es la ciencia que estudia los colores; se basa en las armonías de tonos y, dependiendo de cuál sea, se logra un resultado. Conocer el color no sólo se limita a la vestimenta, pelo o tono de piel, sino que es fundamental a la hora de maquillarse.

Por un lado, permite descubrir nuevas combinaciones que pueden llevar al look personal a otro nivel: “Principalmente, en la colorimetría radica que el maquillaje quede o no natural. Para lograr una armonía cromática, todos los colores que tienen un tono en común, van a ser armoniosos y se van a integrar bien entre sí. Por ejemplo, el amarillo se lleva bien con el naranja, el naranja con los rojizos, los dorados con los cobres y con los chocolates”, explica la maquilladora profesional Vero Luna.

Las armonías se dividen principalmente en dos grupos, cálidas y frías, y dentro de éstas, en cuatro más acorde a las estaciones del año. Las épocas de medio tiempo o transición (otoño y primavera) corresponden a las cálidas, mientras que el verano y el invierno corresponden a las frías.

 

¿ Cómo lo identifico a la hora de maquillarme?

Los colores cálidos son ideales para pieles cálidas con subtono más violeta-rojizo, amarillos, anaranjados. En el caso de los tonos fríos, se aconseja elegir una base con una pigmentación más rosa, aunque siempre hay que tener en cuenta la intensidad del subtono personal.
Los colores neutros, warm o cálidos son bases que contienen pigmentos de la gama de dorados, marrones, naranjas. En cambio neutro son bases con pigmentos de tonos amarillos.

Los colores cold o fríos son bases con pigmentos rosados.

 

¿Cómo se a qué estación pertenezco?

Lo primero es averiguar si el tono de piel es frío o cálido. El color de pelo, ojos y piel determinará qué subtono y estación es la de cada una. Si la temperatura es fría y la luminosidad es clara, pertenecen a la estación de verano.
Si la temperatura es cálida y la luminosidad oscura, se pertenece a la estación de otoño. Si es cálida y la luminosidad es clara, pertenecen a la estación de primavera.
La piel invierno se destaca por contrastes: piel clara, pelo oscuro, ojos oscuros. “Es súper interesante conocer el círculo cromático, porque va ayudar a realizar combinaciones de los colores. Desde primarios, secundarios, terciarios y complementarios, con todos sus derivados, logrando desde tonos intensos, hasta los más claros”, concluye la especialista.

Con esta info podés jugar de una manera más efectiva con los colores y el maquillaje. Y quedar espectacular. Animate.

v

Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder a sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
//
Atención al cliente
Sucursal Fco. Alvarez
Disponible
//
Atención al cliente
Sucursal Luján
Disponible
//
Atención al cliente
Sucursal Recoleta
Disponible
//
Atención al cliente
Cursos, domicilios y producciones
Disponible